Los Pueblos Indígenas de la Macro Norte, reunidos en la comunidad de Achintukua (jurisdicción del municipio de San Juan del Cesar, La Guajira), capital de gobierno del Pueblo Wiwa, con la participación de autoridades y delegados (as) de la Organización Indígena Kankuama – OIK, del Cabildo Mayor Regional del Pueblo Zenú, del Pueblo Yukpa, del Pueblo Ette Enaka-Chimila, del Pueblo Mokaná, del Resguardo Embera Katío del Alto San Jorge, de la Organización Indígena de la Guajira YANAMA, de la Asociación de Autoridades y Cabildos Indígenas Wayuu del Sur de la Guajira – AACIWASUG, del Resguardo Indígena Wayuu de Mayabangloma, de la Organización Wayuu PAINWASHI y de la Organización Wiwa Yugumaiun Bunkuanarrua Tayrona – OWYBT, organizaciones y asociaciones filiales de la Organización Nacional Indígena de Colombia ONIC, así como los delegados (as) de esta Macro Región en la Mesa Permanente de Concertación con los Pueblos y Organizaciones Indígenas (MPC), en la Comisión Nacional de Territorios Indígenas, en la Comisión Técnica Nacional de Comunicación de los Pueblos Indígenas (CONCIP), en la Cumbre Agraria Campesina Étnica y Popular, en el Consejo Nacional de Mujeres Indígenas y en la Coordinación Nacional de Juventudes de la ONIC, luego de analizar el contexto regional y nacional, así como el balance de cumplimiento de los acuerdos suscritos con el Gobierno Nacional, en ejercicio de la autonomía y el gobierno propio del que somos titulares los Pueblos Indígenas, COMUNICAMOS A LA OPINIÓN PÚBLICA y AL GOBIERNO NACIONAL:
Los Pueblos Indígenas somos actores, defensores y tejedores de Paz. El cumplimiento de la palabra es un valor fundamental y una acción afirmativa para la construcción de una Paz verdadera y permanente. En ese sentido, y teniendo como contexto la coyuntura y el estado actual de cumplimiento de los acuerdos celebrados a nivel nacional, EXIGIMOS al Gobierno, dirigido por el Presidente Juan Manuel Santos Calderón, a cumplir efectiva e integralmente los acuerdos y compromisos suscritos desde el año 2010 con los Pueblos Indígenas, principalmente en el escenario de la Mesa Permanente de Concertación y en la Minga Social Indígena y Popular (2013), así como a implementar y/o reglamentar de manera concertada, cuando sea del caso, importantes decisiones judiciales y políticas públicas con las que hoy contamos, pero cuyo nivel de implementación es precario o nulo, a saber: Auto 004 de 2009 (Programa de Garantías de los Derechos de los Pueblos Indígenas y Planes de Salvaguarda Étnica y Cultural), Auto 092 y 237 de 2008 (Sobre Programa Protección de los derechos de las Mujeres Indígenas víctimas de desplazamiento y en riesgo), Ley 1381 de 2010 (Ley de Lenguas Nativas), Acuerdos del Plan Nacional de Desarrollo 2010-2014, Decreto Ley 4633 de 2011 (Sobre asistencia, atención, reparación integral y de restitución de derechos territoriales a las víctimas de los Pueblos y Comunidades Indígenas), Acuerdos de la Minga Social Indígena y Popular 2013, Política Pública de Comunicación Indígena, Decreto 1953 de 2014 (Sobre funcionamiento de los territorios indígenas respecto a la administración de los sistemas propios de los Pueblos Indígenas), Decreto 2333 de 2014 (Sobre protección y seguridad jurídica de las tierras y territorios ancestrales de los Pueblos Indígenas) y Decreto 2719 de 2014 (Sobre parámetros y procedimientos a cumplir para la ejecución directa de los recursos de la asignación especial del Sistema General de Participaciones). Igualmente, los acuerdos pactados en la Cumbre Agraria, Campesina, Étnica y Popular, de la cual la ONIC hace parte.
En el nivel regional, EXIGIMOS el cumplimiento de los acuerdos pactados para el saneamiento y ampliación de los resguardos de la Sierra Nevada de Santa Marta, en el marco del desarrollo de la agenda presidencial y los procesos de consulta previa, en lo referente a la adquisición de predios que permitan el acceso y protección de los sitios sagrados y demás actividades vitales para el desarrollo de los cuatro Pueblos Indígenas de la Sierra.
Sin duda, en el último tiempo hemos avanzado el camino con la expedición de normas sobre temas estructurales para los Pueblos Indígenas, sin embargo, la voluntad política expresada en diversas oportunidades por el Presidente de la República, no se refleja en su estructura de Gobierno Nacional, a través de los Ministerios y entidades, para la real y efectiva implementación de los acuerdos, compromisos y políticas públicas para los Pueblos Indígenas.
Nuestros derechos constitucionales no se garantizan en el papel. Es imperioso realizar las acciones pertinentes e implementar los acuerdos, políticas e instrumentos señalados, que constituyen anhelos históricos y son resultado de la lucha y movilización que hemos enarbolado.
Con este contexto, de manera autónoma, consideramos como plazo máximo el mes de mayo de 2015, para que el Gobierno Nacional materialice su voluntad política y se manifieste con respuestas y acciones concretas sobre este panorama de incumplimiento. De lo contrario, será preciso levantarnos y movilizarnos nuevamente, en defensa de nuestros derechos, a lo largo y ancho del territorio nacional.
EXIGIMOS al Gobierno Nacional, en cabeza del Director del Departamento Nacional de Planeación, Señor Simón Gaviria Muñoz, la resolución positiva, pronta y sin dilaciones de los recursos de reposición interpuestos por los Resguardos Indígenas que en el mes de diciembre de 2014, presentaron la solicitud de administración directa de los recursos de la asignación especial del Sistema General de Participaciones y que para el caso de la Macro Norte de la ONIC son el Resguardo Indígena Kankuamo, el Cabildo Mayor Regional del Pueblo Zenú y la Asociación de Jefes Familiares Wayuu de la Zona Norte de la Alta Guajira – Wayuu Araurayú. Igualmente, apoyamos los demás recursos que se han presentado, en ejercicio del principio de autonomía de nuestros Pueblos Indigenas.
Los derechos a la Autonomía, al Gobierno Propio y a la Libre Determinación, establecidos en la Constitución Política de 1991 y el bloque de constitucionalidad, incluyen -entre otros- la administración de dichos recursos, para el desarrollo propio de nuestros territorios y gente indígena.
INVITAMOS a las organizaciones indígenas hermanas, y especialmente a aquellas que tienen asiento en la Mesa Permanente de Concertación -CIT, OPIAC, AICO y Autoridades Tradicionales Indígenas de Colombia Gobierno Mayor-, a actuar de manera conjunta con la ONIC, en el análisis y definición de acciones tendientes al cumplimiento e implementación efectiva de los referidos acuerdos y políticas públicas, en beneficio de todos los Pueblos Indígenas de Colombia.
INSTAMOS al Presidente de la República y a su equipo negociador de Paz en La Habana, así como a la comisión negociadora de la guerrilla de las FARC a actuar de manera sensata y avanzar políticamente, a través del diálogo, en favor de la terminación del conflicto armado y la suscripción del acuerdo de Paz. Los Pueblos Indígenas hemos sido históricamente víctimas de una guerra que no nos pertenece, pero que ha vulnerado gravemente nuestros territorios, derechos y poblaciones.
Lamentamos profundamente