Chemesquemena- Resguardo Indígena Kankuamo 10 de Febrero del 2019.

EN ASAMBLEA  DE MENA ISKANARU – MUJERES INDÍGENAS KANKUAMAS,  NOS PERMITIMOS EN NUESTRA MISIÓN ANCESTRAL REPRESENTADA EN LA SABIDURÍA  DE LA MUJER INDIGENA, HACER UN LLAMADO A LA UNIDAD, A LA PALABRA DULCE Y LA  ARMONÍA DEL PUEBLO KANKUAMO.

Desde la constitución y la organización del mundo a cada ser en la Sierra Nevada de Santa Marta se le dejó una misión en la organización y equilibrio del universo.

Desde el origen, el hombre representa el fuego, los cerros y la mujer representa el agua, las lagunas, la madre tierra, el territorio. En la mujer se encuentra la fuerza espiritual  de la sierra, expresada en el territorio sagrado, la sabiduría y el deber de ser el hilo conector  y trasmisora de conocimientos; es por esto que es misión de la mujer mantener el orden, conciliar,  dialogar, y armonizar  el territorio  en su condición de mujer indígena.

La mujer Kankuama espiritual, organizativa y políticamente ha sostenido el proceso de pervivencia del Pueblo Kankuamo; somos líderes y parimos líderes, para mantener la armonía y la unidad para garantizar la permanencia física, cultural y espiritual de nuestro Pueblo, y en cumplimiento de nuestra función somos abuelas, madres, hermanas, primas, tías y hoy nos preocupamos y nos pronunciamos ante la política de difamación y los señalamientos que se están  promoviendo en el Pueblo Kankuamo y que están alterando la armonía de nuestras comunidades, la armonía de nuestros hijos, de nuestros hermanos y la hermandad en general del Pueblo Kankuamo.

En las mujeres se representa el territorio Kankuamo, y como mujeres de Guatapurí, Chemesquemena, Atánquez, La mina, Pontón, Mojao, Los Haticos, Rancho de la Goya, Ramalito, Rio Seco, Murillo, La Flores y la  Comunidad de Kankuamos en Valledupar; Rechazamos toda intención de fragmentar este territorio y de dividir las comunidades que hacen parte del mismo, con la pretensión de  desestabilizar la estructura y la  representación del gobierno propio del Pueblo Kankuamo.

Como mujeres respaldamos el proceso organizativo del Pueblo Kankuamo, representado en la Organización Indígena Kankuama, su estructura de Gobierno Propio y las autoridades elegidas en el marco del Derecho Propio y las autoridades tradicionales.

Invitamos como Kankuamas a promover el dialogo, la unidad, respetar y conciliar nuestras diferencias en las instancias del Gobierno Interno  y dentro de la estructura de Gobierno ancestral  del Pueblo Kankuamo.

Así mismo, hacemos un llamado a las entidades, medios de comunicación,  e instancias externas a respetar el proceso organizativo del Pueblo Kankuamo, respetar los mandatos propios y normatividad nacional e internacional y abstenerse de promover acciones que desestabilicen el orden territorial, la unidad política y espiritual del Pueblo Kankuamo.

Mujeres tejedoras de paz y la armonía, Unidas por la defensa del Territorio