La lectura es un instrumento fundamental para propiciar la equidad es un bien cultural que ofrece una de las experiencias humanas más enriquecedoras y que contribuye en avanzar hacia el desarrollo de los municipios. Es una de las apreciaciones que la doctora Sandra Suescum coordinadora de la Red Nacional de Bibliotecas explico a los representantes de los diferentes municipios y del departamento del Cesar .

Ante estas apreciaciones la situación del municipio de Valledupar es grave, ya que no asistió ningún representante del ente municipal y solo el concejal Wilfrido Ortiz en representación del pueblo Kankuamo estuvo presente en tan importante evento. En su intervención el concejal fue categórico en afirmar: “No tenemos plan de lectura municipal. Ni poseemos una Biblioteca Publica, de mi parte me siento comprometido con el pueblo Vallenato por que estoy mas que convencido que la literatura es un camino importante para la reconciliación” .

Frente estos desafíos que se plantean desde el ámbito nacional la directora Sandra Patricia Suescum destaco “Fortalecer las Bibliotecas Públicas indígenas, otro de los retos de las Bibliotecas en el Cesar” destaco el logro de tener una de las mejores bibliotecas del país a solo 45 minutos de Valledupar gracias modelo de biblioteca implementado por el Resguardo Indígena Kankuamo. Modelo que ha permitido al pueblo kankuamo retomar la herencia literaria de Rafael Carrillo Luquez y su pensamiento de que la lectura y los libros son las mejores herramientas para el fortalecimiento de su identidad como pueblo y desde esa identidad proponer formas y modelos de desarrollo en armonía con la Madre Tierra.

Como pueblo Kankuamo manifestamos nuestra tristeza de ver que el desarrollo intelectual a través de la creación y fortalecimiento de las bibliotecas publicas mas la implementación de un plan de incentivo de programas de lectura no es una prioridad para las autoridades municipales, y esto nos hace recordar un comentario realizado por un anciano kankuamo – Una autoridad que no tenga interés en promocionar las bibliotecas y los programas de lectura, es una autoridad ignorante que no lee y por lo cual no quiere que su pueblo se eduque y aprenda a exigir sus derechos