De la mano de la Fundación Ayuda, el Cabildo Indígena Kankuamo y la Biblioteca Kankuaka; se han fomentado espacios de encuentro con el arte, el juego y la literatura, estimulando la creatividad, el desarrollo de habilidades cognitivas, el desarrollo artístico y la exploración del entorno en niños y niñas de la comunidad de Atánquez.

A través de este proyecto se ha logrado la consolidación de la biblioteca como espacio de intercambio generacional, como hábitat natural de la oralidad y como pilar del fortalecimiento de la identidad indígena Kankuama, tejiendo así lazos con toda la comunidad.

El ejercicio de transmisión de saberes desde la oralidad, donde par8cipan los niños alrededor de las memorias e historias de nuestros mayores, alrededor de la siembra o con el calor de un fogón es fundamental en esa entrega simbólica de conocimientos, imprescindible para mantener viva nuestra cosmovisión, costumbres y tradiciones que como pueblo nos ha mantenido.

Enseñarle a los niños a recuperar las prácticas  ancestrales de siembra y valorar el conocimiento de nuestros mayores, es una forma de crear conciencia sobre esa visión propia de salvaguardar nuestro pueblo, nuestra autonomía y seguridad alimentaria.