indigena_2-2Es bueno hacer un alto para mirar hacia atrás y ver el camino recorrido, hacer una pausa que nos permita evaluar si ha valido o no, lo realizado en muchos años de esfuerzos y sacrificios. En ese rec
orrido he aprendido mucho como persona, como líder, como profesor y pienso que esas apuestas hechas en mi juventud han valido la pena

 

Como kankuamo que soy y desde muy temprana edad me han surgido una gran
cantidad de interrogantes que se han ido nutriendo de las largas conversaciones con los mayores de nuestra comunidad, interrogantes en su mayoría respecto al aérea que mas me ha llamado la atención y en la que he trabajado y le he prestado una gran importancia para el fortalecimiento de nosotros como pueblo kankuamo. Como líder y docente me he interrogado de manera permanente algunas cosas como son: ¿cómo lograr que la escuela, institución que nos hizo renegar de nuestra cultura se convierta ahora en el instrumento para fortalecerla nuevamente y recuperar lo perdido?¿será que el tipo de escuela que tenemos, con sus metodologías, estructuras y condiciones podría hacer ese trabajo, de hacernos sentir nuevamente orgullosos de ser kankuamo?
¿cómo construir un modelo educativo que incentive la educación verdadera capaz de formar en los alumnos y docentes la capacidad  critica, de dialogo argumentado y tranquilo? Estas y muchas preguntas que  me han  surgido,  en el trabajo comunitario se han ido resolviendo.

 

De todos estos interrogantes nació el modelo educativo Kankuamo, una apuesta por fortalecer desde las estructuras el ser Kankuamo, fue una construcción de pueblo, muchas reuniones comunitarias, muchos debates, muchas horas de trabajo extenuante, muchos trasnochos reflexionando como pueblo, como comunidad para encontrar la dirección, diseñar el camino y armar las metodologías para el caminar. De todas esas discusiones, reflexiones, trasnochos logramos sintetizar que todo ese modelo educativo se sintetizaba en dos pilares fundamentales, los cuales nos darían las claridades necesarias para diseñar  la metodología y todo un sistema de aprendizaje enfocado en un sueño comunitario: formar a los Kankuamos del presente y del futuro,  fundamentados en los principios de la ley de origen y la visión ancestral de ordenamiento territorial; investigadores reflexivos, críticos y competentes para la conservación de la naturaleza, la defensa y permanencia de nuestra cultura, el mejoramiento de la calidad de vida y para enfrentar con éxito los retos del desarrollo científico y tecnológico del mundo moderno. Esa fue nuestra apuesta, ese fue nuestro sueño. Por eso creímos que todo ese modelo educativo, debería estar fundamentado en la pedagogía del consejo y del ejemplo.

 

De estas reflexiones sacamos como conclusión que una cosa era la educación y otra muy distinta el sistema escolar, que estas dos muchas veces no se encontraban y que el sistema muchas veces priorizaba la transferencia de conocimiento sin importar mucho la formación del ser humano. Entonces el reto a afrontar, era que el modelo educativo propio fuera un encuentro continuo entre la educación y el sistema para que de ese encuentro continuo se pudiera dar el formar kankuamos como personas integrales capaces de promover su auto desarrollo, el desarrollo familiar, social y organizativo. Esas fueron nuestras apuestas.

 

Como indígenas que somos, entendimos que dentro de nuestro proceso educativo, la primera forma de enseñar es el ejemplo y esa pedagogía del ejemplo debería ser una apuesta compartida de cada una de las personas del pueblo kankuamo, sin desconocer que los docentes deberían de tener un alto grado de vocación a la hora de elegir esa profesión porque ellos junto con los padres de familia y las autoridades eran las personas mas cercana a los jóvenes y niños que están dentro del sistema escolar. La coherencia entre lo que se dice y se hace es fundamental para esta apuesta de vida y permanencia que es el Modelo Educativo Kankuamo. Estamos acostumbrados a prohibirle a los niños y jóvenes todo aquello que nosotros como adultos estamos haciendo cotidianamente. Ejemplo: le decimos a nuestros hijos que siempre ahí que decir la verdad, pero, “si llega el vecino hijo dígale que no estoy”. Como exigir que se haga lo que nosotros como docente no hacemos. Si un docente es apasionado por la lectura lo demostrara en el aula y sus alumnos lo mas seguro lo imitaran, si el docente es apasionado por la investigación el alumno lo tomara como referente, lo mismo pasara con los padres de familia y las autoridades de cada comunidad, pero si al contrario las personas hacen cosas reprobables también los niños las harán y las tomaran como referentes.

 

También comprendimos que el ejemplo tiene su compañía dentro del proceso educativo y esa compañía debe de ser el “consejo” En general consejo significa brindar orientación  a través de las historias  a alguien para que haga algo, no lo haga o lo efectúe de una manera determinada. Para los Kankuamos, el consejo son las guías que debemos observar para llevar una vida en armonía con el universo entero. En este aparte debemos entender que un docente, una autoridad o cualquier otra persona que influya en la educación de niños y jóvenes no solo debe saber hablar, debe saber escuchar, la escucha es la base del consejo, el saber escuchar es lo que nos permite encontrar las motivaciones que impulsan a cualquier individuo a realizar una determinada acción. El consejo nos llevara al dialogo, herramienta esencial de la educación porque a través de el dialogo los alumnos podrían interrogar al docente, a la autoridad, a los libros, al modelo, a la comunidad etc. Estos diálogos crearan nuestra percepción de comunidad de pueblo, de pertenencia a una memoria colectiva, a un territorio único, a una cultura compartida. Es el consejo a través de la  herramienta del dialogo lo que nos permitirá formar a Kankuamos orgullosos de su territorio,  de pertenecer a una cultura.

 

Para concluir puedo decir que en el aprendizaje de nuestro propio valor, de nuestra propia cultura, de nuestro propio entorno, es donde esta nuestra fortaleza, claro esta sin olvidarnos del medio intercultural donde vivimos. Ya vamos en el camino propuesto, la constitución nos ha amparado muchos derechos, hay decretos que nos han permitido decidir sobre el rumbo, formas y maneras de planear nuestra educación, pero aun falta mas apropiación por parte mía como autoridad, como también falta mas apropiación por parte de los docentes, de los administrativos, necesitamos ser mas arriesgados en la implementación del modelo, necesitamos mejores ejemplos para que sea mas fácil el camino, necesitamos unos buenos consejos para dialogar y desde ese dialogo constructor fortalecer los caminos que hasta hoy nos han propuesto nuestros mayores. Hoy estoy convencido que cada esfuerzo realizado que cada sacrificio sufrido ha valido la pena en este construirme y construirnos como kankuamos.

 

Por ultimo aprovecho la oportunidad para felicitar y reconocer la gran labor que ha desarrollado la Institución Agrícola de la Mina, a lo largo de éstos 30 años ,  en la formación de Kankuamos líderes y con gran sentido de pertenencia,  producto del compromiso y gestión de sus directivos, docentes, estudiantes autoridades, Padres de Familia y comunidad en general.

Y que sigan siendo muchisiiimos años más y cada vez mejor.